Hojas de Seguridad

Calmer colocó 6.000 toneladas de cebada en Brasil

 

Para la próxima campaña el objetivo es aumentar al menos 15% el volumen

 

 

El grano para malteo fue exportado en camiones.


La Cooperativa Agraria Limitada Mercedes (Calmer), tras una primera experiencia de exportación a Brasil de cebada cervecera –evaluada en forma satisfactoria–, planea incrementar al menos un 15% el volumen del grano para malteo a exportar en la campaña 2015/2016.

 

El ingeniero agrónomo Roberto Verdera, gerente técnico de Calmer, explicó a El Observador Agropecuario que el programa de 2014 de Calmer de siembra de cebada cervecera con destino a la exportación "fue evaluado satisfactoriamente".

 

Detalló que se desarrolló un plan piloto con el objetivo de producir grano de cebada para exportar a Brasil con destino a malteo, plan que permitió instrumentar la siembra de cebada en forma directa, en la zona de influencia de Calmer y en otras zonas en asociación con distribuidores.

 

"Se tomó básicamente como un período de pruebas en lo que respecta a toda la logística: abastecimiento de semilla y demás insumos para la producción, recibo y acondicionamiento en las plantas y la exportación", indicó.

 

La producción de la cebada la realizaron aquellos productores que adhirieron al programa mediante la firma de un contrato de producción con Calmer.

 

El plan de negocios tiene una proyección pautada en el incremento de los volúmenes de exportación hasta alcanzar una primera fase de estabilización para dentro de dos años.

 

Debido a las características del año pasado, con exceso de lluvias en la época de la siembra y en las etapas posteriores del desarrollo de los cultivos, tanto las áreas de siembra como la productividad lograda fueron menores a lo presupuestado.

 

Se logró un volumen de exportación menor al inicialmente previsto, con mayor trabajo de acondicionamiento, "pero las calidades finales exportadas cumplieron con los parámetros preestablecidos", subrayó.

 

Durante la última Expoactiva Nacional en Soriano, el ingeniero químico Francisco Lezama, gerente general de Calmer, en el stand de Calmer informó a El Observador Agropecuario que originalmente se pensó en alcanzar 15.000 toneladas, pero finalmente se logró exportar 6.000 toneladas, dada la adversidad mencionada.

 

En cuanto a los precios logrados por el productor, fueron superiores a los de otras alternativas comerciales, y muy superiores a los de trigo.

 

Lezama, al respecto, había adelantado que el pago involucrado en este plan de negocios fue de US$ 227 por tonelada.

 

El plan de negocios prevé un incremento del volumen de exportación para la presente zafra y las siguientes, destacó Verdera, quien añadió que "ya tenemos acordados los negocios de venta a Brasil para los próximos años".

 

Roberto Verdera estima que será difícil que el área triguera alcance las 300 mil hectáreas.

 

En relación a la siembra del cereal en esta nueva campaña de cultivos de invierno, destacó que la misma está culminando. Se había detenido la actividad por falta de lluvias, pero tras las últimas precipitaciones la actividad podrá concluir.


"Creemos que vamos a consolidar un crecimiento de un 15% del área de siembra de cebada Calmer con respecto al año anterior", comentó Verdera.

 

Si este año no se reiteran los contratiempos ocurridos en la campaña anterior y la calidad de la cebada es la adecuada, el crecimiento de grano a exportar puede superar ese 15% que deriva solo del crecimiento del área cultivada.

 

En relación al destino de la cebada, el programa de cebada cervecera de Calmer comercialmente contempla dos destinos finales, uno es el abastecimiento al mercado interno y otro la exportación realizada directamente por la cooperativa.

 

En otro orden, Verdera señaló que "el área de siembra de trigo baja nuevamente. No sé si se lograrán 300 mil hectáreas a nivel nacional".